Asesinos del más allá

Sometimes They Come Back (Tom McLoughlin, 1991)


Telefilm
producido por Dino de Laurentiis y basado en el relato corto de Stephen King, también conocida en nuestro país como Algunas Veces Ellos Vuelven, en un ejercicio de traducción literal imposible.
La historia nos cuenta el regreso a su pueblo natal de un profesor que perdió a su hermano siendo un niño a manos de un grupo de pandilleros. Después de apuñalar al joven, los asesinos murieron atropellados por el tren. Años después, y con el profesor impartiendo clases en el mismo instituto, unos extraños crímenes entre sus alumnos levantarán la sospecha fundada de que esos mismos asesinos han vuelto de entre los muertos para acabar la faena.
Con un inicio que intenta emular a El Resplandor aupada por una innecesaria y pesada voz en off, la cinta no abandona el tufillo de producción televisiva en ningún momento.

14171807_1077266262358756_623540819_n
Los actores son rematadamente malos (lo son hasta los niños), y la dirección de McLoughlin (Viernes 13 parte VI y un sinfín de telefilmes) se limita a hacer planear la cámara alocadamente para dar dinamismo y generar tensión a veces incluso donde no la hay, y sin distinguir claramente cuándo se trata de sueño y cuándo de realidad. La sangre es directamente escasa y más cercana al sirope de fresa.
La película comienza a molar con la aparición de los pandilleros-roqueros-lerdos al volante de su coche del infierno, y cuando al profe se le hinchan un poco las pelotas de tanta indisciplina.
Cabe destacar la iluminación móvil en las transiciones hacia los inútiles y reiterativos flashbacks, las secuencias en las que aparece el accidente del tren (decir que se trata de un homenaje a los hermanos Lumière o a los 39 Escalones de Hitchcock es una exageración, por no decir un insulto) y la entrañable secuencia en la que los rockers zombificados lanzan miembros de un pobre diablo por la ventanilla de su ya clásico Chevi del 55.

14169688_1077266252358757_951612356_n
En ella encontramos el A,B,C de los elementos del gótico estadounidense más reciente; véase el granero abandonado, la carretera de pueblo desolada, el instituto con su equipo de rugby, la cabaña de cristales rotos, el bosque pelado de hojas, etc.
Es una película mala, donde se ha sacrificado parte de la solidez del relato, en pro de un guión que solo aporta diálogos estúpidos y efectos especiales de televisión.

14218553_1077266259025423_1883774147_n
Tuvo dos secuelas interesantes por marcianas y por no tener ninguna conexión con la original, salvo el hecho de tratarse de  relatos cortos de King: La Resurrección del Mal (Sometimes They Come Back Again, 1996) e Infierno Blanco (Sometimes They Come Back For More, 1998).

por Gerard Moliné

14169495_1077266299025419_1802071659_n

 

Editor de Ceremonia Sangrienta, fanzine dedicado al cine fantástico de todos los tiempos.
Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

For security, use of Google's reCAPTCHA service is required which is subject to the Google Privacy Policy and Terms of Use.

I agree to these terms.