Blood Feast (2016), el desastroso remake del clásico splatter

Blood Feast (2016): […] un relato extremadamente aburrido en una interesantísima premisa totalmente desaprovechada […]

El realizador Marcel Walz, especializado en cine gore alemán, antes de sus correctas Rootwood (2018) y Blind (2019), fue responsable del desastroso remake de la cinta del maestro del gore Herschell Gordon Lewis, Blood Feast (2016) considerada por el fandom como la primera splatter film de la historia. Una visión del clásico totalmente decepcionante e irrespetuosa.

6456

Es una verdadera lástima que el realizador no ofreciera sus anteriores conocimientos ofrecidos en cortometrajes o diversos proyectos underground para desarrollar esta nueva versión de la obra sangrienta por excelencia, ofreciéndonos finalmente un pésimo metraje con escasas escenas de violencia explícita, algo preocupante tratándose de un trabajo inspirado en un film gore. Ha diferencia de la célebre cinta de la década de los sesenta, el metraje muestra las insuficientes secuencias sanguinarias fuera de plano y un relato extremadamente aburrido en una interesantísima premisa totalmente desaprovechada. Por otro lado, como dato anecdótico, podremos reconocer algunos rostros célebres del género, como la del actor Robert Rusler de A Nightmare on Elm Street 2 (1984), a la actriz Caroline Williams que enloqueció a Leatherface en The Texas Chainsaw Massacre 2, (1986) o al mismísimo responsable de la obra original, Herschell Gordon Lewis, en una simpática y didáctica aparición pocos meses antes de su terrible fallecimiento.

Robert Rusler:

35

56

Caroline Williams:

7667

Herschell Gordon Lewis:

89

Para finalizar, confesar que jamás entenderemos por qué motivo Marcel Walz no mostraría su particular faceta presentada en sus anteriores y viscerales trabajos realizados en Alemania para el homenaje de la obra splatter de todos los tiempos. Ojalá otro director se anime a realizar una visión acertada de la célebre obra del fallecido cineasta.

Fuad Ramses y su familia se mudan de Estados Unidos a Francia. Allí llevan un restaurante, pero Fuad también trabaja en un museo de la cultura egipcia. En esas noches solitarias, Fuad se siente atraído por la escultura de la diosa Ishtar. Poco a poco va siendo absorbido por ella, hasta que el asesinato y el canibalismo empiezan a formar parte de su vida.

1

Editor de Ceremonia Sangrienta, fanzine dedicado al cine fantástico de todos los tiempos.
Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

For security, use of Google's reCAPTCHA service is required which is subject to the Google Privacy Policy and Terms of Use.

I agree to these terms.