Jennie

Jennie 1

Portrait of Jennie (William Dieterle, 1948)

Obra maestra de género inclasificable (a medio camino entre el romántico más clásico y el cine fantástico más inexplicable), que a ojos de este que os escribe, considero una de las mejores películas de la historia de este arte.

Jennie 4

Se dice que fue la película favorita de Buñuel, y que fundamentalmente se pudo realizar (con un rodaje complicadísimo que duró más de dos años), gracias al empeño de David O. Selznick.

Basada en la novela de Robert Nathan, la historia nos narra el encuentro y posterior romance entre un pintor arruinado y un fantasma durante la Gran Depresión en  Nueva York.

Jennie 5

Con una mezcla de conceptos complejísimos, la película se basa en la ambigüedad y el juego realidad e irrealidad; en cómo en mitad de la realidad más palpable aparece algo misterioso e inexplicable, con plena apariencia de real, y que desemboca en el amour fou, el surrealismo y la locura.

En el film se habla del tiempo como algo maleable, enfatizando el hecho de que todo sucede en dos tiempos distintos al tiempo real (como en un dejavú), que solo confluyen en el tiempo cinematográfico. Es por tanto, la historia de un amor imposible.

jennie 2

En un estudio rápido podemos observar cómo la primera vez que se encuentran los enamorados es en 1934, pero para ella es en 1910 (tiene entre 10 y 13 años; una niña), en el segundo encuentro tiene entre 13 y 16 (1913), mueren sus padres en 1919 (19 o 22 años), acaban el cuadro en 1920 (20 – 23 años)… Si pensamos que nace a principios de siglo y él tiene 34 años aprox. No estamos frente a un amor entre un viejo y una joven, sino que nacieron el mismo año pero el destino impidió que se conocieran. Este hecho metafísico, revela el tono platónico y trágico del amor que se nos presenta en la película (algo cursi y muy romántico clásico, si se quiere, pero también como algo mágico, como algo hechizante). Esto nos hace reflexionar sobre si existe o no un destino, y si estamos destinados a ser felices solo con una persona predeterminada.

Jennie 3

Este patrón se repite con el inolvidable personaje de Ethel Barrymore (13 Historias de Amor, La Escalera de Caracol, El Proceso Paradine), que ejerce de mecenas altruista del pintor y esconde su amor y admiración por él.

En definitiva estamos ante una rareza del cine fantástico y del romántico, ante algo extraño y misterioso que resiste un visionado tras otro; con una riqueza de elementos infinita, con alegorías muy trabajadas y con una densidad notable.

Jennie 6

También se habla de la eternidad del arte, del proceso creativo, de la obsesión… (Cotten encarna a la perfección todas y cada una de las contradicciones y dificultades por las que pasa un artista).

Se nos muestra un Manhattan helado, mágico, con un central Park desolado, fantasmagórico, donde las transparencias que usan Dieterle (Esmeralda la Zíngara, El Hombre Que Vendió Su Alma, Un Hombre Acusa o La Senda de los Elefantes) y su fotógrafo J. H. August, dotan los encuentros supuestamente reales de fantasía.

Jennie 8

En la película se utiliza el filtro de color verde para señalar el clímax final como algo onírico y digno de un proceso de descenso a los infiernos, que posteriormente se concluirá con un retorno al color para mostrarnos la realidad del cuadro expuesto en un uso inteligente de los instrumentos fotográficos.

El film adolece de pretencioso en su inicio (con un preludio con citas filosóficas de Eurípides y una voz en off), pero se compensa rápidamente por el primer plano del cuadro (empezamos viendo el mundo a partir de la mirada del pintor) y unas sólidas interpretaciones de Joseph Cotten, Ethel Barrymore y Jennifer Jones.

Jennie 7

Para finalizar, cabe destacar el acierto por parte de Dimitri Tiomkin de usar música de Claude Debussi para las secuencias clave, logrando tamizar la película de un halo de encantamiento, así como la huella que logra dejar en todos los que se atreven a visionarla más de una vez, aquellos audaces de mente, con gusto por lo sobrenatural, y con un corazón que no les cabe en el pecho.

Jennie ganó el Oscar a los efectos especiales y el Premio de Venecia al mejor actor (Joseph Cotten).

portrait-of-jennie-poster-1

Formado en historia del arte, comunicación y dirección de cine, es técnico en realización y producción de vídeo y televisión. Ha trabajado alquilando y vendiendo películas, y también como redactor. Combina la crítica con la escritura, y se considera un estudioso del lenguaje cinematográfico y un apasionado del cine clásico, de género y de autor.
Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *